6 razones porque Remoska es mejor que una air fryer

5
(2)

Hoy te quiero hablar un poco más sobre Remoska, ya que muchos me preguntáis por ella – es normal, en España es algo completamente nuevo aunque en otros países es bien conocida. Y qué mejor manera que compararla con una air fryer, que ahora mismo están tanto de moda (pero yo no pienso comprarme una – sigue leyendo para saber el porqué).

1. Remoska es super eficiente en cuanto a energía

Una Remoska grande gasta 580W, que es muy poquito, comparando con una air fryer que suele gastar entre 1500W y 2000W. Por lo tanto, es mucho más económico (y sostenible) preparar la comida en una Remoska. Y, de hecho, la puedes usar incluso con una batería del coche si te vas de camping.

2. Es muy versátil

Remoska es un horno muy versátil que sirve para hornear, asar, hacer sopas, pastas… Puedes hacer en ella todo lo que harías en un horno convencional. Las freidoras de aire están más pensadas para preparar patatas, pollos y otras comidas que se suelen freír. Usan un elemento calefactor y un ventilador potente, que es al final muy parecido a un horno con ventilador. Esto puede hacer que tu comida se seque mucho.

Al contrario, Remoska usa calor convencional que va desde arriba y se distribuye de manera homogénea por todas partes alrededor de tu comida. El resultado es que la comida mantiene su jugo, es más sabrosa y suculenta, pero por fuera crujiente. Prueba a asar un pollo en Remoska y ya no lo harás de otra forma.

3. Es super sencilla de usar

Remoska no tiene nada de botones raros que tienes que aprender a manejar. Simplemente un botón para encenderla y apagarla. Sin más. Y creeme, no hace falta más. También tiene una ventanilla arriba, para que puedas revisar en qué estado está tu comida. Para revisar lo mismo con una air fryer, tienes que constantemente parar su funcionamiento para ver cómo está la comida dentro.

3. Se limpia fácilmente

La olla de Remoska tiene una cobertora de Teflon que se limpia de manera muy fácil y puedes lavarla incluso en la lavavajillas. El elemento calefactor está en la tapa – no se pega la comida y también es muy fácil de limpiar simplemente pasando un trapo húmedo por encima. Las freidoras de aire son mucho más difíciles de limpiar, sobre todo si la comida salpica el elemento calefactor.

5. Su diseño es inteligente y es fácil de guardar

La Remoska grande tiene capacidad de 4 litros y un diámetro de 29cm , altura de 11cm y pesa menos de 5 kg. Con estas medidas es muy fácil llevarla a donde quieras y usarla incluso al aire libre (en verano se agradece mucho – hornear en terraza o balcón). Cuando no la usas la puedes guardar en tu horno y así no te ocupa más espacio en la casa.

Las freidoras del aire son grandes y ocupan mucho más espacio. Sin embargo, a no ser que tengas la freidora más grande, no te va a entrar dentro ni un pollo medio grande. Con Remoska no tienes este problema, te entra incluso un pollo grande sin problema. De hecho, el tamaño de una Remoska de 4L es equivalente al tamaño de una freidora de aire con capacidad de 3.2L. Por lo tanto, Remoska es más compacta y puedes preparar en ella más cantidad de comida.

6. Se puede usar para hacer pan – y es lo más fácil del mundo

Remoska es el utensilio más fácil del mundo para hornear un pan de 10. No necesitas ninguna olla de hierro ni cerámica, ni te tienes que ocupar de generar el vapor. Al ser de tamaño compacto, el agua del pan que se evapora se queda dentro y hace que el pan te suba. Además, no tienes ni que precalentarla ni nada. Simplemente metes la masa del banneton directamente en la Remoska, la enciendes y esperas 50-60 minutos. Y te sale un pan divino. ¿Se puede pedir más?

​Enfin, para resumir todo aprovecho esta reseña de Remoska por parte de Liana: “Me faltan estrellas para valorar esta maravilla!!! No imaginé que fuera tan bueno. Lo tengo hace 24 hs y no puedo parar de probar cosas. El pan, que pensé que podía ser lo más flojo, salió espectacular. Las pechugas de pollo más jugosas y bien hechas que comí en mi vida, sin exagerar. Ha superado totalmente mis expectativas, me va a costar encender el horno convencional. Gracias, Veka!

Si te has decidido por una, puedes adquirirla en mi tienda donde cuesta mucho menos que en Amazon. Y si tienes cualquier pregunta, simplemente déjamela en los comentarios ;-).

P.D.: La mayoría de los puntos que comento sobre Remoska es una traducción libre de este artículo en inglés. Cómo puedes ver, en Inglaterra conocen mucho este horno maravilloso :-).

¿Te ha gustado este contenido?

Déjamelo saber votando y/o escríbeme un comentario más abajo. Gracias.

Promedio 5 / 5. Recuento de votos: 2

Sé el primero en puntuar este contenido.

Veka

comentarios

  1. Responder

    Esti

    12/12/2023

    Sigo experimentando con la Remoska. Con los panes es espectacular la corteza y con los bizcochos nos pasa lo mismo, salen riquisimos.
    lo mejor es que no tengo que andar calentando el horno, simplemente meter el bizcocho y en 35 minutos lo tengo listo.
    Me falta probar con carnes y pescados, que no encuentro recetas, mas que nada por saber el tiempo que se necesita para asar.
    Comodísima para limpiar.
    el mejor regalo que he tenido para mi cocina.

    • Responder

      Veka

      12/12/2023

      Muchas gracias Esti, por compartir tu experiencia y las impresiones con la Remoska 🙂 Me alegro mucho de que estés contenta. En cuanto a carnes, normalmente en dos horas las tienes hechas que se deshacen, así de tiernas. Los pescados en 45-60 min de sobra… Y no olvides que con tu compra también tienes un ebook de recetas descargable – tienes el enlace en el correo con la confirmación de la compra 😉

Deja un comentario

Hola, soy Veka

Soy Veka, una panadera casera autodidacta. Creo firmemente en los beneficios saludables de la masa madre. Y aquello me motivó a conseguir hacer mi panes aunque tenía un bebé pequeño y trabajaba fuera de casa. Y ahora ya sé que con un poco de motivación todo el mundo puede hacerlo.

Aprende mi método super sencillo