Receta de mantequilla casera fermentada

0
(0)

En esta entrada vamos a ver una receta de mantequilla casera fermentada. Cómo verás, la receta es muy sencilla y realmente no se necesita nada especial. Te animo mucho a probarla ya que la mantequilla fermentada tiene muchos beneficios de los que te voy a hablar enseguida.

​Qué es mantequilla casera fermentada y sus beneficios

La mantequilla fermentada es una mantequilla que se hace a partir de la nata fermentada. Es decir, antes de batir la nata para conseguir la propia mantequilla la dejamos fermentar.

De esta manera conseguimos que la nata, y por lo tanto también la mantequilla, tenga probióticos.

Y ¿porque queremos los probióticos? Actualmente aún se están haciendo muchos estudios pero ya poco a poco empieza a estar claro que los probióticos son importantes para el funcionamiento de nuestro cuerpo. Influyen en nuestra inmunidad pero también en el estado de ánimo.​

En un libro de Marian Rojas Estapé que se llama Cómo hacer que te pasen cosas buenas (y que recomiendo muchísimo) y en el capítulo dedicado al cortisol (la hormona de estrés) he leído lo siguiente: “Estas investigaciones son recientes y en muchos aspectos están todavía en pañales, pero los primeros estudios publicados al respecto en experimentos con ratones muestran que la carencia de flora bacteriana tiene una repercusión importante en el organismo, incluido el cerebro. Se está prestando especial atención a la relación causa-efecto entre ciertos cambios bruscos en la flora bacteriana y simultáneas alteraciones del estado de ánimo o la conducta del paciente.

​No te quiero abrumar más con las cosas del libro, si te interesa te animo mucho a leerlo. Lo que está claro es que una mantequilla fermentada es mucho mejor para nuestra salud. Y hacerla en casa es hiper super sencillo.

​Mis recomendaciones sobre esta receta de mantequilla casera fermentada

Ante todo, usa una nata de alta calidad. Una nata con alto contenido de grasa. Estoy convencida que ese dicho y la moda que la comida con grasa es mala para nuestra salud hizo mucho daño. Es mucho peor comida “light” donde se reemplaza la grasa por almidones para mantener la misma cremosidad y esos almidones nos dan picos de glucosa en la sangre. Así que recuerda, una buena nata con una buena grasa.

Otro ingrediente necesario es yogur natural. Debería ser un yogur de verdad. Con eso quiero decir un yogur que tiene bacterias lácticas presentes y vivas. Nosotros hacemos yogur casero y suelo usar ese. Sin aún no has hecho tu yogur casero y te gustaría, puedes dejarmelo saber en los comentarios. Si hay mucho interés por vuestra parte, me animo a escribir también esa receta.

​Si tienes miedo al sabor “fermentado” puedes empezar con tiempo menor de fermentación. Intenta primero con 12 horas. Ahí el cambio del sabor es muy suave. Y poco a poco puedes ir probando con distintos tiempos.

También ten en cuenta que la temperatura de ambiente juega un papel importante en el proceso. Yo hice esta receta con aproximadamente 21ºC en mi casa. Si la temperatura en tu casa es mayor, puedes acortar un poco los tiempos. Y al revés, si la temperatura es menor, tendrás que prolongarlos.

Cuando bates la nata y ya está espesa, ten cuidado porque el cambio a mantequilla + suero es bastante brusco y si sigues batiendo a alta velocidad acabarás salpicando tu cocina con el suero. Es mejor ir reduciendo la velocidad poco a poco y ser paciente.

Para limpiar la mantequilla del suero necesitas agua helada. Puedes usar agua que ya estaba previamente en la nevera y añadir hielo. Esto ayudará a que la mantequilla se mantenga en su forma sólida y la limpiamos mejor del suero. Y la queremos limpiar bien porque de este forma nos aguantará más tiempo sin ponerse mala.

El suero que te sobra no lo tires. Lo puedes usar para hacer un riquísimo pan en lugar de agua. Aquí todo se reutiliza y no se tira nada. 🙂

Y ahora ya vamos con la receta.

Mantequilla casera fermentada

Veka
Una receta muy sencilla de mantequilla casera fermentada, llena de probióticos. Sólo necesitamos dos ingredientes, una batidora y una pizca de la paciencia.
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de fermentación 12 horas
Tiempo total 12 horas 20 minutos
Plato Acompañamiento
Raciones 250 g

Qué necesitarás

  • 1 batidora
  • 2 cucharas
  • 2 boles
  • palas de madera opcional, para darle forma a la mantequilla

Ingredientes
  

  • 500 ml nata para montar con alto contenido de grasa
  • 1 cda yogur natural idealmente casero

Elaboración paso a paso
 

  • Mezclamos la nata con el yogur en un bol, lo cubrimos con un trapo y dejamos fermentar a temperatura ambiente entre 12 y 24 horas. Más tiempo lo dejas, más fermentada estará la mezcla y con eso el cambio en el sabor.
  • Después del reposo metemos la mezcla en una batidora y batimos. Batimos a lata velocidad hasta que se forma la nata espesa. Ahí rebajamos la velocidad y esperamos hasta que se separe la grasa (la mantequilla) del suero. El tiempo depende de la velocidad a la que batimos pero generalmente se tarda unos cuantos minutos.
  • Pasamos la mezcla por una muselina a otro bol – de esta forma separamos la mantequilla (que se queda en la muselina) del suero. Podemos hacerlo también con un colador, pero yo prefiero una muselina.
  • Volcamos la mantequilla en otro bol donde tenemos preparada agua HELADA (con trozos de hielo). Ahí la vamos limpiando con las manos de los restos del suero. La removemos y apretamos bien varias veces para que quede bien limpia. Esto hará que luego nos dure más tiempo.
  • Al final pasamos la mantequilla a una tabla donde le podemos dar forma que queramos con la ayuda de unos palos de madera, dándole golpecitos a la mantequilla.
  • La guardamos en una mantequillera o envuelta en un papel de hornear y en la nevera. Y listo, no tiene más misterio 🙂
Keyword con qué comer el pan, fermentación, mantequilla

Si quieres ver el proceso en forma de vídeo te dejo este enlace a mi reel en Instagram.

¿Te animas a probarla? Ya me han escrito varias personas que lo han probado y les pareció muy fácil y además el resultado fue riquísimo. Me encantará saber cómo te fue a ti.

¿Te ha gustado este contenido?

Déjamelo saber votando y/o escríbeme un comentario más abajo. Gracias.

Promedio 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.

Veka

Deja un comentario

Recipe Rating